Bueno, está bien, me pongo con esto de una vez

Escrito por: el: 11/10/2014

just-do-it-later

¡Qué cosa que no puedo controlar! Soy una procrastinadora sin remedio, sólo me consuela saber que no estoy sola.

Somos muchos los expertos en el “arte” de dejar para mañana lo que podemos hacer hoy, aplazar las prioridades y encontrar cualquier excusa o cosa que nos distraiga de las tareas importantes pero menos atractivas, o también de una toma de decisión difícil. Vamos a dar vueltas, manguarear, boludear… ¡hasta que nos vemos acorralados o bajo fuerte presión para hacerlo de una vez por todas!

Para escribir esta nota boluda me distraje varias veces, y ni me acuerdo por qué. Ah, sí, ¡el trabajo! ¡Jejeje!

¿Y qué pasa con Facebook, Twitter, Candy Crush, Whatsapp, Tinder…? Las malditas redes sociales son elementos de distracción constante, fatales para los Hamlets modernos, y por eso algunas empresas las bloquean en sus servidores. Está bien, son adictivas, algunos quedan totalmente sumergidos en esa “matrix” que ya sienten como su único mundo real, pero… tampoco es que antes no tuviéramos distracciones ni excusas para colgarnos. ¡Vamos!

Para mí pasa más por la falta de motivación; cuando se trata de un trabajo que no nos gusta, o una materia que nos resulta pesada, nos volvemos expertos en “imprevistos” que surgen para impedirnos terminar, o si quiera arrancar, con la tarea. Al final, tener que hacerlo a último minuto y bajo presión causa estrés y frustración, sentimos que estamos “tapados” de trabajo cuando es sólo la acumulación de las tareas que antes pospusimos.

procrastinador

La procrastinación es peor para la vida personal y sentimental, al menos en mi caso donde soy carne de cañón. La inminente toma de decisiones personales difíciles nos generan mucha ansiedad. Ahora, por ejemplo, no puedo evitar acordarme de la frase clásica del tipo casado a la amante: “Me estoy separando pero es complicado, ya voy a resolverlo”. O la de la cornuda que dice a sus amigas “no le voy a aguantar una más, lo voy a dejar… pero es que estaba tan diferente anoche que me dio cosa sacar el tema” (i.e. cogieron como animales y se olvidó de todo).

¿Hay cura para esto? ¿Cómo elevamos la motivación o reducimos la inseguridad? ¿Hacemos una lista de tareas y ponemos un cronómetro?

¡Procrastinadores, no más excusas! Tenemos que disciplinarnos y ponernos las pilas… algún día.

avatar
Comunicadora Social y traductora Inglés-Español Colaboradora de Global Voices Online, The Rosetta Foundation y Naciones Unidas como traductora voluntaria. Miembro de la Red Latinoamericana de Traducción - LatAmTrad

Entrada publicada en: Articulos by Romix. Guarda el Enlace .
©2008 Streaming Freedom Libertad de transmision http://rockdio.org
Twitter
Facebook