La cucaracha, la cucaracha… ♫

Escrito por: el: 27/10/2014

Cucaracha

Qué frase más atinada es ésa de “Todos somos valientes… hasta que la cucaracha vuela”.

Y es que este pequeño bicho (bueno, a veces no tan pequeño), es toda una celebridad al hablar de la fobia a los insectos, capaz de sacar la ‘loca histérica’ que la mayoría llevamos dentro. Nos hace saltar arriba de las mesas o sillas, temblar, correr, balbucear incoherencias y hasta llorar histéricamente.

 

Una criatura tan fea y asquerosa como su malditamente asombrosa capacidad de supervivencia, la cucaracha le gana por goleada en antipopularidad a las ratas y las arañas, que pueden ser más peligrosas y tampoco son muy lindas que digamos. Como la cucaracha no hay.

Eso que hizo tan morbosamente repulsiva la comedia Joe’s Apartment de MTV allá por 1996 (ultrafóbicos abstenerse) debe haber sido la combinación y exacerbación de situaciones cotidianas de una casa atestada de cucarachas, con escenas y planos que casi no dejan mirar fijamente a la pantalla de tanto ASCO (así, con mayúscula), y que posiblemente fueron la causa, entre otras cosas, de su rotundo fracaso en la taquilla.

Joe

¿Por qué será? Es escalofriante hablar del “no sé qué” de la cucaracha que nos hace tenerle tanto miedo… o asco, según alegamos. Ese mismo “no sé qué” que lleva a algunos freaks a amarlas y admirarlas, e incluso tener a ciertas especies raras como mascotas. Ah, pero mejor ni hablemos de… aaaaagggghhhhhh… ¡los que se las comen!

¿“Ellas te tienen más miedo del que tú le tienes a ellas”? ¡BULLSHIT! ¡Eso no me consuela! Es más, no lo creo. Son perversas, conocen su poder y el efecto que tienen en muchos de nosotros, nos miran de frente, huelen el miedo y atacan. Su arma secreta es el pánico, saben que nos aterra imaginar que de un segundo a otro podemos tenerlas revoloteando por arriba de la cabeza o paradas en el pelo, caminando por una pierna, un brazo o… ay… la cara… ¡Noooooooooooo!

Y pensar que existen desde la prehistoria, y seguirán existiendo mucho después de que la raza humana se extinga. ¿Será posible que esas alimañas tengan más derecho a habitar este mundo que nosotros? Bueno, pensándolo bien, es posible que cualquiera merezca este mundo más que nosotros.

Pero mejor no sigo pensando en las cucarachas, ya tengo náuseas.  ¿Dónde está el baño?

avatar
Comunicadora Social y traductora Inglés-Español Colaboradora de Global Voices Online, The Rosetta Foundation y Naciones Unidas como traductora voluntaria. Miembro de la Red Latinoamericana de Traducción - LatAmTrad

Entrada publicada en: Articulos by Romix. Guarda el Enlace .
©2008 Streaming Freedom Libertad de transmision http://rockdio.org
Twitter
Facebook