Micro Relato erotico: Begoña III

Escrito por: el: 19/03/2017

En el episodío anterior: (Click para leerlo)

Begoña tuvo que hacer un esfuerzo consciente por contenerse para no tomar entre sus manos las mejillas de Julián y besarlo, la realidad la abofeteo, eran las 2am, en 6 horas comenzaría la mise en place, ambos estaban tan cansados y todo para volver a empezar en poco tiempo.

¿Qué demonios estaba haciendo? se pregunto ella, mientras trataba de liberarse de la mirada hipnótica de Julián.

*****

 

III. El chat con Juliette

Decidió que lo mejor sería detenerse allí, nunca una relación con compañeros de trabajo había sido buena idea en su experiencia, al pensar esto, recordó a Juliette y su cuerpo se estremeció.

Delante de la mirada embobada de Julián, Begoña, puso su mano sobre sus cabellos y mientras los sacudía, comenzó a levantarse de la silla alta.  -.Me debo ir.-  dijo y volteándose se fue a cambiarse.

Ya en su casa, Begoña no lograba dormirse, dio vueltas y vueltas en la cama sin dejar de pensar en Julian y justo antes de ser vencida por el sueño, decidió propiciar la misma situación al final del servicio de esta noche aprovechando que era el último servicio de la semana y luego vendrían dos días libres para poder descansar.

Esa noche, el servicio fue lento, la gente se había ido de la ciudad por el fin de semana largo y hubo pocos clientes, Begoña como jefe de sala era la encargada de cerrar.

Justificándose en los pocos clientes que había habido, dio instrucciones a su equipo para arreglar la sala y le pidió a Julián que enviara a su equipo a la casa luego de organizar un poco, ella vendría a ayudarlo con la vajilla luego de terminar la caja.

Begoña vigilaba con ansia que su equipo terminara, se tardo cerrando la caja y cuando el ultimo mesonero salió junto con el “comis” de cocina, casi no pudo reprimir una sonrisa de alegría y placer anticipado.

Se sirvió una margarita que quedaba en una coctelera, se la tomo de golpe para darse valor y preparo dos vodkas con curazao y limón que sabia le encantaban a Julián y que lo apreciaría visto el calor de la cocina.

Al entrar a la cocina, Julián igual que ayer estaba frente al lavaplatos pre-limpiando para meter las sartenes en el lava vajillas, Begoña le tendió el vodka sonriendo, brindaron y se dispuso a echarle una mano igual que el día anterior.

Begoña volvió a pensar fugazmente en Juliette, mientras el vapor cálido que salía del lava vajillas se infiltraba en el tejido de su ceñida falda negra y le acariciaba los muslos incrementando su anticipación, casi sin darse cuenta ella llevo su mano a su seno izquierdo, cuyo pezón hinchado de excitación le hacia un poco de daño en el sostén, sin pensar trato de acomodarlo y no pudo evitar, dejar escapar un gemido debido al dolor y placer que sintió…

Juliette estaba delante de su Facebook perdiendo un poco de tiempo antes de irse a acostar cuando una ventana de chat la sorprendió pues no esperaba para nada recibir un mensaje de ella…

*****

 

*****

Deja en los comentarios hacia donde quieres que desarrolle la historia, si no hay suficientes votos, haremos lo que nos dé la gana.

avatar
El mundo seria un lugar más feliz y más pacífico, si más personas en este momento estuvieran haciendo el amor y no haciendo la guerra con un arma. Si tuviéramos más orgasmos, habria menos heridos de bala...

Entrada publicada en: Cuentos y Poesía by Juliette et Julian Sapristi. Guarda el Enlace .
©2008 Streaming Freedom Libertad de transmision http://rockdio.org
Twitter
Facebook