Acerca de Nelly Paz

Mujer, madre por vocación, Antropóloga de profesión.

DESDE LA CASA DONDE HABITAN LOS RECUERDOS

DESDE LA CASA DONDE HABITAN LOS RECUERDOS
En la casa donde habitan los recuerdos, aquí, sí, estoy ahora aquí. Rodeada de la ingente colección de objetos que acumulamos para ir creando la sensación de confort en nuestro vivir como familia. Sus habitantes, nos desarrollamos, crecimos y partimos, ahora, estoy yo sola de vuelta en este lugar, como visitante de mi haber vivido en esta casa durante la mitad de mi existencia, enfrentando los objetos quedados, quietos, inertes que desde su silencio cuentan nuestras historias, susurran nuestros transitares.

Testigos mudos de un mundo que fue y ya no volverá a ser. Huellas indelebles de los juegos de quienes crecen en su nido apropiándoselo como nicho. Regados, entre cada rincón de los espacios habitados, están los recuerdos. Arqueóloga de mi ser madre me siento ahora, cuando retorno a mi casa, a la que fue mi hogar, para recogerla y darle un nuevo sentido.

Silenciosa estoy recorriendo cada espacio y mi memoria va activándose con cada objeto que mi mirada acaricia, que mis manos rozan…. Un miedo intenso me paraliza, me cuesta recoger esta casa. Es como presenciar la propia muerte de lo que ha sido, hasta ahora, mi razón de vida.

Esta fase, en el proceso natural de transitar, duele, es saber, que me enfrento al rompimiento del apego, y, sé, que es la única vía para seguir transitando hacia mi nueva etapa de vida, para la construcción de un nuevo proyecto de vida.

Y, tengo miedo…. Y, solo se me ocurre echar mano de la música, desesperadamente necesito escuchar: “On the turning away” de Pink Floyd. Y, en ello, se inunda mi memoria, del compartir con mi hijo y, en especial de aquél amanecer borracho de sol- después de todo, estábamos y estoy en la ciudad del sol amada o calcinada, según se vea – del 1987, que significó el nacer a su nuevo proyecto de vida y la gestación de nuestra nueva disposición para seguir viviendo a pesar de los pesares, dejando atrás la tristeza y la incertidumbre de su adolescencia irreverente y de mi propio salir del sueño del soberbio y pedir ayuda… A quien, irreverentemente era nombrado “Monsieur” pepe le Pew, a quien, ¡Dios bendiga siempre y para siempre! Demás está decir, que hace días, me reencontré con el viejo fax Panasonic modelo KX F80, que dormitaba arrumado en un closet al lado de las argollas marinas, los salvavidas y las tuercas de la barra de las pesas, contándose, supongo, sus historias…

A estas alturas, escucho, naturalmente wish you were here… pero, en versión de quien ha sido mi maestro de vida: mi hijo! o como decían las abuelas, mi hijo, el que vive en Francia y …se va a casar y todo… por allá con una francesa…

Y, recuerdo a la cucarachita martinez…y, si no recojo nada?…y, si me quedo a la espera de lo inesperable, dejando las cosas como están? ¡No!.. Mejor, sigo transitando mis espacios habitados para cerrar mi ciclo, enfrentar mi duelo, decir adiós al apego… Cualquier cosa, es mejor que envejecer y obsolescer entre los espacios y los objetos coleccionados que han perdido sentido.

Después de todo, como decía mi madre…uno, de aquí, cuando se va, solo se lleva lo ¡bailáo! Y, mira que he bailáo… ¡hemos bailáo!

Share

Palabra de Menopáusica: Mujer ida a la hiila!

Allí, están colgando las cortinas que sombrean al inclemente sol vespertino,

Se han lavado para quitar el polvo del año que amenaza con irse,

Año tras año, han sido lavadas y colgadas, retornando a su momento inicial. Cada  año asisten al ritual que las  revive entre las aguas y el detergente, en un desesperado intento de retornar al sueño inicial.

Durante años, cada año, sobrevivientes, vuelven a ser colgadas para seguir en su tarea de impedir entrar al sol que amenaza con enseñorearse de la casa….

Ella, está presenciando el ritual del recuelge  de los  sueños,

es testigo de una historia de vida  raída…

Todo huele a cosa añeja…trajinada y cargada de rutina…

Cada día,  cada hora,  con su tema

Mientras,

Ella, testigo silente, se avecina….

Solo ella, parece  percibir el sonoro  silencio del transito del tiempo…

Moviéndose con  ese cambio trascendente que le conmueve el alma,

Asumiendo  esa inquietud que agita sus plantas.

Busca, mira, y, a su alrededor, está todo perfecto, todos están perfectos, acomodados por ese orden rutinario, donde nada se cambia, ni se mueve, ni se bota, ni se alquila ni se vende, solo se desecha uno por otro, solo se coloca uno tras otro….otro sobre uno, uno al lado del otro.

Ella, va, decodificando ese orden impreso en la acumulación de objetos sin sentido, que van llenando los espacios  vacíos de las almas aburridas y alejadas de si mismas.

En este mundo de belleza sin alma, ella, entiende que está demás.

En su mundo, los  horarios rutinarios han cesado, aquellas voces sonoras, han callado y ni siquiera en el silencio se escuchan para el llamado MADREEEEEEEEE, o para el decir MAAMIII.

Silentes,  ya no anuncian el eterno retorno de las rutinas  de aquella casa, que lentamente fue muriendo entre sus manos sin darse cuenta…

Aferrada, se descubrió, debatida entre una historia concluida y  una obra realizada, al siguiente día,  mientras limpiaba los rastros dejados por Borosa en su agonía….

La espera de su suave pelambre entre sus piernas, la inútil expectativa de encontrarla recibiéndola en la puerta, la absurda precaución de proteger los alimentos, la ausencia presente de sus ojotes azules…le dieron sentido al vacío y a la soledad dejada, por quien fue su compañera incondicional desde aquellos largos días sin certidumbre… cuando sus lágrimas anegaban los espacios de la casa…

Ella, también estaba silente, su voz no tenía a quien llamar,   así, supo que debía partir, transitando hacia nuevos espacios que le dieran un sentido a su vida.

Sola, aterradamente sola, se encontró con su propia vida,  que demandaba, un giro sobre si misma…

On the turning away,  está sonando mientras Nelly termina de narrar… una coincidencia del azar  -que ocurre por seleccionar reproducir todo-. Y, envío esto,  mientras suena wish you were here , también por el mismo  azar.

Escrito en  MARACAIBO, DICIEMBRE, 2008. Después de presenciar a Guddy y a Vane lavar sus cortinas…

 

 

 

 

 

Share

ODA AL GATO: A la memoria de Boro, de Ecko y de Doño Gato

ODA AL GATO, Pablo NerudaLos animales fueron imperfectos,
largos de cola, tristes de cabeza.
Poco a poco se fueron componiendo, haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.

El gato, sólo el gato apareció completo y orgulloso:
nació completamente terminado,camina solo y sabe lo que quiere.
El hombre quiere ser pescado y pájaro, la serpiente quisiera tener alas,

el perro es un león desorientado, el ingeniero quiere ser poeta,
la mosca estudia para golondrina, el poeta trata de imitar la mosca,
pero el gato quiere ser sólo gato y todo gato es gato
desde bigote a cola, desde presentimiento a rata viva,
desde la noche hasta sus ojos de oro.

No hay unidad como él,
no tienen la luna ni la flor tal contextura:
es una sola cosa como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su contorno
firme y sutil es como la línea de la proa de una nave.
Sus ojos amarillos dejaron una sola ranura para echar las monedas de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe, conquistador sin patria, mínimo tigre de salón, nupcial sultán del cielo de las tejas eróticas,
el viento del amor en la intemperie reclamas cuando pasas
y posas cuatro pies delicados en el suelo, oliendo, desconfiando de todo lo terrestre, porque todo es inmundo para el inmaculado pie del gato.

Oh fiera independiente de la casa, arrogante
vestigio de la noche, perezoso, gimnástico
y ajeno, profundísimo gato, policía secreta
de las habitaciones, insignia de un desaparecido terciopelo,
seguramente no hay enigma en tu manera,
tal vez no eres misterio, todo el mundo te sabe y perteneces
al habitante menos misterioso, tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños, propietarios, tíos de gatos, compañeros,
colegas, discípulos o amigos de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su archipiélago,
el mar y la ciudad incalculable, la botánica,
el gineceo con sus extravíos,
el por y el menos de la matemática,
los embudos volcánicos del mundo,
la cáscara irreal del cocodrilo,
la bondad ignorada del bombero,
el atavismo azul del sacerdote,
pero no puedo descifrar un gato.
Mi razón resbaló en su indiferencia,
sus ojos tienen números de oro.

En:  Navegaciones y regresos, 1959

Share

Mitsuo Aida, poeta Japonés

Because it has lived its life intensely

the parched grass still attracts the gaze of passers-by,

The flowers merely flower,

and they do this as well as they can.

The white lily, blooming unseen in the valley,

Does not need to explain itself to anyone;

It lives merely for beauty.

Men, however, cannot accept that “merely”

If tomatoes wanted to be melons,

they would look completely ridiculous.

I am always amazed

that so many people are concerned

with wanting to be what they are not;

what’s the point of making yourself look ridiculous?

You don’t always have to pretend to be strong,

there’s no need to prove all the time that everything is going well,

you shouldn’t be concerned about what other people are thinking,

cry if you need to,

it’s good to cry out all your tears

- because only then will you be able to smile again-

Tomado de la web, sin referencia bibliográfica.

Poema para reflexión crítica, que tal vez perdió en el camino de la traducción, su clima original Zen, Japonés..

Cuando envejecemos tendemos a parecernos, cada vez, más a nosotros mismos, si, hemos vivido sin miedo a ser lo que somos, entonces, solo entonces, podemos aspirar a envejecer con gracia, con la certeza de ser expresión autentica de lo que hemos podido y podemos llegar a ser…

Share

MENOPÁUSICA!

Una de las tantas clasificaciones socioculturales, usadas para dar ubicación social a la mujer que envejece: menopáusica..

Término, que ha sido, cargado con un sentido peyorativo devastador, excluyente y discriminatorio. Asociado, básicamente, a aspectos biológicos, corresponde al envejecimiento reproductivo y,  es tema de salud. Una realidad individual, que se asume en pro de mantener una buena calidad de vida. Sin embargo, el entorno cultural, hace de él, una agresión, que puede catalogarse como violencia emocional a la mujer.

La mujer que envejece, deviene el sujeto social, que recibe la mayor carga de discriminación y exclusión socio-cultural. Es un proceso que, se inicia  en sus entornos más cercanos, con el uso del término, para calificar los haceres de la mujer que se rechazan o no cumplen las expectativas del que califica y,  que,  la mujer, calladamente acepta y hasta utiliza para excusarse, victimizarse, justificarse, dejándolo pasar y consolidarse.

Hay, ciclos vitales, que se celebran socio-culturalmente: el nacimiento, la maternidad, la adolescencia, la juventud, la adultez, la muerte, acompañados de rituales y festejos. Pero, ese, largo, periodo antes de la muerte llamado vejez, ha perdido significado social, se ha invisibilizado, colocando en posición inercial a un amplio sector poblacional.

La mujer menopáusica, tiene algo para celebrar, sí, su liberación de la carga biológica de ser y estar como preservadora de la especie. Si, su liberación de esa demanda vital para garantizar la reproducción de la especie, a la que, cada mes, ha respondido, al poner a disposición de la vida, un óvulo como promesa de realización.Y, el entorno, en lugar de celebrar, con ella, en un rito de paso, enmarcado en el agradecimiento y la bendición por la misión cumplida, solo tiene para decir: haz llegado a tu fecha de caducidad, menopaúsica, inservible!

Cuántos, se habrán preguntado: que pasa, en el interior de una mujer envejeciente, que se sabe realizada y con la misión cumplida, la cuál,  inicia, un proceso de cambios biopsíquicosociales, que solo, ella enfrenta, en un entorno que se niega, ha comprender sus cambios y lucha por mantenerse, tal y cómo, hasta ahora, ha sido?

Cuántas, mujeres envejecientes, han comunicado, los nuevos sentires que revuelven su interior de mujeres consagradas a la vida?

Destapemos, con gracia, nuestros nuevos sentires, no le sigamos el juego macabro de la destrucción a nuestro seguir siendo y estando en la vida, como mujeres, ahora, liberadas de la carga biológica de la maternidad…

 

 

Share

Asumo los signos de mi edad!

Aspiro, seguir envejeciendo, llegar a más vieja, eso, confirmará que soy dueña de una excelente salud, que me permite envejecer con gracia y dignidad.
En esta etapa de mi ciclo vital, disfruto de los regalos que me da el proceso natural de envejecer:

Mis canas, bellas,  que regadas entre mis cabellos me dan luminosidad,

Mis arrugas y líneas de expresión que cuentan la historia de mis risas y  de mis llantos,

Mi cuerpo, todo, que resume  lo vivido y lo no vivido,

Mi cerebro, insaciable, que conserva en mi memoria todos los recuerdos y los olvidos…

Mi cabeza, erguida sobre mis hombros, que mira al horizonte, cada día al salir y al ocultarse el sol, a quien bendigo y agradezco, por estar allí, para mi.

Share

Envejecimiento en Amor Mayor

Actualmente,en Venezuela, se realiza el registro de los adultos mayores, en la Gran Misión en Amor Mayor,cuyo objetivo es abatir la pobreza, incorporando a un sector de la población históricamente excluido. Bien por la reivindicación, es una oportunidad para pasar raya y sumar, para iniciar con nuevo pie el tratamiento de este sector poblacional.

Pero, el tema de una población en envejecimiento, como es nuestro caso y el de otros países de América y Europa, requiere construir una nueva visión acerca de los envejecientes y los envejecidos.

El éxito de los programas de salud y el mejoramiento de los índices de calidad de vida, dan por resultado poblaciones longevas. Venezuela, últimamente ha mejorado su esperanza de vida.

De acuerdo a algunos estándares internacionales, una población está envejecida cuando sus mayores (jubilables o jubilados) constituyen mas del 13% de la población.

 

Los estandares nacionales: Sigue leyendo

Share

TERNURA, VINICIUS DE MORAES (Fatalidad o Esperanza)

Alguien, que si fala brasileño y no acepta ser mencionado, lo traduce como un poema de fatalidad y no de esperanza, pues lo traduce usando tiempos en pasado y es asombroso como cambia. Dice que el clima del soneto es de adiós…de alguien que ha dicho adiós muchas veces; y, él, cómo yo, sabe de eso.

Pero, si en lugar de usar tiempos pasados, traducimos en tiempo presente y le quitamos, la carga negativa a la palabra fatalidad, sustituyéndola por destino, lo liberamos a la certidumbre de lo incierto, y, entonces con la magia de los tiempos verbales se convierte

En un poema de esperanza …

En su idioma original:

Eu te peço perdão por te amar de repente
Embora o meu amor seja uma velha canção nos teus nouvidos Sigue leyendo

Share

Vivir es envejecer!

Existen numerosas definiciones de envejecimiento. Es difícil establecer con precisión el concepto, pero, en general, todos los autores coinciden en que se trata de un proceso dinámico, multifactorial e inherente a todos los seres vivos.

“Vivir es envejecer” … “En nuestro mundo, lleno de diversidad y constante cambio, el envejecimiento es una de las pocas características que nos definen y nos unifican a todos. Estamos envejeciendo y esto debe celebrarse”. 

Nathan Shock,1999.

Por  primera vez, el mundo se enfrenta al envejecimiento poblacional y con ello, se disparan las alertas de cada país en búsqueda de enfrentar, con dignidad, los cambios formales necesarios, para responder  a una situación que afecta los diferentes ámbitos del sistema social. Sigue leyendo

Share