TESTIMONIO: Un detenido nos relata su calvario

Nos gustaría recoger los testimonios de cada uno de los 1330 detenidos que el foro penal tiene registrados hasta ahora por las protestas, por supuesto esto es una tarea difícil ya que muchos no querrán declarar por miedo o simplemente por no tener que revivir los momentos de terror y sufrimiento que pasaron.

Sin embargo este medio a su disposición si así lo desean.

A continuación el relato de uno de ellos quien pide permanecer anónimo, por su seguridad y para evitar represalias.

Dejale un comentario de apoyo y solidaridad.

Señores de las fuerzas armadas del orden, si los juicios de Nuremberg enseñaron algo despues de la segunda guerra mundial;

imageses que si las órdenes son obscenamente criminales, están NO deben ser obedecidas.

 

 

Una vez que todas las cosas han sido dichas y echas todos formamos parte de la misma, pensante, doliente raza humana.

 

Al principio;

El día 5 de marzo salí de mi casa a las 3 de la tarde a comprar unas medicinas para mi padre, el es hipertenso y sufrió un ACV y yo soy la única persona que se encarga de él.
Luego de recorrer varios sitios cercanos a mi casa sin conseguir el medicamento, me dirigí a la AV bolívar centro comercial AB ya que ahí se encuentran dos farmacias muy grandes Provemed y Farmatodo.

Ya cerca del sitio, observe que había una barricada y manifestantes por la parte de playa el Angel un poco más arriba del centro comercial. Yo continue hacia Provemed con la esperanza de que estuviera abierto.

 

Si te levantas te reviento;

En ese momento comenzó a caer una lluvia de bombas lacrimógenas, por reflejo eche a correr hacia el centro comercial para refugiarme, lamentablemente los vigilantes privados cerraron todos los accesos y no pude entrar, así que tuve que seguir corriendo, ya hacia el final del estacionamiento es cuando resbalo y me caigo, yo ni siquiera me había dado cuenta, pero en ese momento un funcionario de la guardia nacional que venía detrás me apunto con un arma (supongo el que se utiliza para lanzar las lacrimógenas) y me dijo que me quedara en el piso o me REVENTABA.

Hice caso puse manos a la cabeza y me quede en el piso, cuando el funcionario me levanta siento algo de dolor en el pie (supongo por la caída).

Me vacio los bolsillos y me despojo de mi teléfono celular marca HTC, el dinero que llevaba para las medicinas (1600 bf), y luego me monto en una moto en la que había llegaod otro guardia y así me trasladaron a la parte de atrás del centro comercial.
Allí se encontraban otros detenidos sentados en el piso, en ese momento llego otro funcionario (aparentemente de más rango alto, ya que todos los demás Guardias le mostraron un respeto), el recién llegado empezó a insultarnos con toda clase de improperios alegando que no veía a su familia desde hace mas de 21 días por nosotros.

Las patadas;

Luego comenzaron los maltratos físicos, el primero fui yo, me agarro me le levanto por la franela y me empujo al piso, intente levantarme y me volvió a empujar, al notar que no apoyaba mucho el pie derecho, comenzó a patearme el talón con sus botas, y en un momento ciego de dolor escuche y sentí la fractura, el dolor tal que no sentí mas sus patadas.
Posteriormente trato de obligarme a levantarme, pero yo ya no podía, entonces me levanto agarrándome por las orejas y con una tabla comenzó a darme nalgadas.
Al rato, se aburrió y la agarro con otro de los muchachos que se encontraba esposado y comenzó a golpearlo partiéndole la boca.
Al rato nos montaron en una pick up de la Guardia Nacional Bolivariana y nos trasladaron al destacamento 76 de la GNB, durante el camino continuaron los insultos y golpes en la cabeza con los cascos o con los puños para que no miráramos a los lados ni levantáramos la cabeza.


En el destacamento;


torturaEn el destacamento nos separaron hombres y mujeres, yo pedí que por favor me asistieran en ese momento ya el dolor era insoportable, pero se negaron y me dijeron que esperara.

Un poco después un capitán al ver mi estado dio la orden para que me trasladaran al hospital aprovechando que saldría una comisión con un funcionario herido de piedra.

En emergencia del hospital Noriega Trigo tanto los médicos como enfermeras del sitio lo que hacían era burlarse de lo que me había pasado. “Eso te pasa por sifrinito guarimbero” me decían, es difícil explicar la impotencia que sentía ante esta situación, rodeado de GNB y con el escarnio del personal médico que supuestamente debía ayudarme.

Allí me vi en la obligación, por mi seguridad y la de los que todavía estaban detenidos, de decir que mi lesión fue a causa de la caída.

Luego de ponerme una férula y dar el diagnostico, no a mí, sino al funcionario que me traslado, me dijeron que tenía que volver en 6 días.

Algún cargo se les imputara;


Al regresar al destacamento ya habían soltado a gran parte del grupo, quedando solo 9 personas, sin explicarnos cargos, ni permitirnos hacer ninguna llamada, ni ver a un abogado, el CICPC policía judicial procedió a abrirnos expedientes por cargos que ni siquiera nos informaron.

En ese momento una de las detenidas que habían liberado nos pregunto los nombres y datos de cada uno y twitteo lo ocurrido, lo cual agradecemos, pues no nos permitían comunicarnos con el exterior ni hacer llamadas alegando que estábamos procesados.
Posteriormente se presento una comisión de la defensoría del pueblo y fiscalía para tomarnos declaraciones, de lo que había sucedido (todo esto después que ya estábamos fichados cosa que no entiendo), ellos manifestaron que se trasladaron al sitio por orden de la fiscalía, gracias a un twitt que estaba corriendo en la red, quisiera darle las gracias a esta muchacha ya que creo fue por ella que no nos siguieron maltratando.

Todo cambió (O el síndrome de Estocolmo NDLR);

Ya después de eso el trato cambio completamente. Nos dieron agua, nos dejaron ir al baño y llamar a los familiares, todo esto después de más de 6 horas de detención.
Cabe destacar y eso tengo que reconocerlo, que el trato tanto de tenientes, capitanes y otros oficiales de rangos superiores fue muy bueno, ellos estuvieron siempre pendientes de nuestras necesidades cosa que no puedo decir de rangos inferiores y tropa los insultos fueron cada vez que tenían un chance y más fuertes.

Se presume culpable hasta que pueda demostrar su inocencia;

BODAS DE SANGRE

Luego de pasar la noche en el destacamento 76 fuimos trasladados a los tribunales de la Asunción en el estado Nueva Esparta, para allí esperar conocer por fin cuales eran los cargos que se nos imputaban, esto, después de 7 horas de espera en celdas compartidas con reclusos comunes asesinos, ladrones y todo tipo de gente, finalmente habilitaron el juzgado y no fue si no al entrar que conocimos a nuestros abogados, y en ese momento es que se les entregan los expedientes para que vieran de que se nos acusaba, es decir que tuvieron alrededor de 1 hora para entender las acusaciones y preparar la defensa del caso.
Por supuesto ya la sentencia estaba dictada, los cargos imputados, y éramos culpables, por más que los abogados, (tengo que reconocer que hicieron todo lo humanamente posible para sacarnos), protestaran y alegaran y trataran de demostrar lo contrario.
A todos se nos sembro evidencia, cosas que no teníamos al momento de la detención; como miguelitos, bombas molotov, recipientes con combustible, mascaras y piedras. (Sin embargo, lo que si teníamos, los teléfonos, el dinero nunca fue mencionado).
Ya imputados fuimos trasladados al destacamento de INEPOL en Antolin del Campo, donde pasamos la noche en una celda, gracias a los funcionarios que habilitaron un cuarto aparte solo para nosotros para que no tuviésemos inconvenientes con los demás reclusos.
AGRADEZCO la ayuda y la comprensión de todos los funcionarios de INEPOL del destacamento de Antolin del Campo.

El juramento hipocratico;

La juez al ver el estado de mi pie dio la orden para que yo fuera trasladado al hospital militar y que todos los detenidos fuéramos a la medicatura forense la mañana siguiente.
Una vez en el hospital militar los médicos de guardia (a los cuales también agradezco), al verme el pie y el informe de la caída, se negaron a levantar un informe por que se veía a simple vista que lo que tenía en el pie no fue ocasionado por una caída, allí tuve la oportunidad de relatar las cosas como sucedieron, me quitaron la férula que tenía la cual aparentemente estaba mal puesta y la reemplazaron además de dar una ordenanza para visitar un especialista al otro día.
De allí, fui nuevamente trasladado al destacamento y al día siguiente nos dirigimos a la medicatura forense en el hospital Noriega Trigo donde luego de la revisión regresamos al destacamento a esperar las boletas de salida ya que la sentencia fue medida cautelar con presentación cada 8 días y fianza de 80 unidades tributarias (que representan de 10.000 bf).
Espero estas palabras lleguen a los organismos necesarios para que no sigan ocurriendo estos abusos de fuerza, en Venezuela.

La despedida;


Hoy me toco a mi por estar en el sitio que no debía sin tener absolutamente nada que ver con la manifestación, tuve suerte y estoy contándolo pero hay otros que no tuvieron esa suerte y están detenidos, desaparecidos y en algunos casos muertos, por favor todos juntos, tenemos que encontrar la manera de acabar con tanta desgracia.

avatar
©2008 Streaming Freedom Libertad de transmision http://rockdio.org
Twitter
Facebook